El próximo lunes 17 de octubre, la Real Academia Nacional de Medicina ha programado una sesión científica que, con el título Nuevas Estrategias Tecnológicas en el Cáncer de Mama, conmemora el Día Mundial del Cáncer de Mama.

 

El evento tendrá lugar en la sede de la Academia (C/ Arrieta, 12 de Madrid) a partir de las 18.00 horas con el siguiente programa:

 

Bienvenida a cargo de: Prof. Joaquín Poch Presidente de la Real Academia Nacional de Medicina y Dr. Armando Tejerina Presidente de la Fundación Tejerina

Presentación e introducción a cargo del Prof. Eduardo Díaz-Rubio Académico de Número de la RANM

Intervenciones  

El patólogo y el cáncer de mama. Cómo lo visionamos Prof. Santiago Ramón y Cajal Académico de Número de la RANM

Diagnóstico precoz del cáncer de mama. Nuevas técnicas de biopsia Dr. Alejandro Tejerina Coordinador del Servicio de Diagnóstico por Imagen Centro de Patología de la Mama – Fundación Tejerina

Papel de las firmas genómicas en el cáncer de mama Prof. Miguel Martín Presidente de la SEOM – Sociedad Española de Oncología Médica Jefe del Servicio de Oncología Médica Hospital Universitario Gregorio Marañón

Debate  

Lectura del comunicado de la RANM

Momento musical de la coral de la sociedad musical Handel y Haydn

20:30 Cóctel

 

El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente en la población femenina, llegándose a diagnosticar en España 25.215 nuevos casos al año, lo que supone el 29% de todos los tumores de la mujer. De ellos van a fallecer 6.075, siendo por tanto el responsable del 15,5% de todas las muertes por cáncer en la mujer (Globocan 2012).

 

Según Eurocare-5 en su último análisis, publicado en 2014, la supervivencia media relativa a cinco años en España es del 82,8%, un punto por encima de la media europea, pero aún algo lejos de los datos de Estados Unidos, donde se acerca al 91%. Es importante añadir que muchos de los casos consiguen la curación de la enfermedad y que además hoy en día pueden lograrlo conservando la mama y sin secuelas posteriores.

 

Estos buenos resultados se enmarcan dentro de una política de diagnóstico precoz, de la mejora de los medios de diagnóstico de imagen, de una apropiada tecnología relacionada con las punciones, de una anatomía patológica moderna y de unos medios terapéuticos más eficaces y seguros.

 

Es preciso decir que la incorporación de los estudios moleculares en el cáncer de mama permite una clasificación adecuada de las pacientes de acuerdo no solo al pronóstico de la enfermedad, sino, lo que es más importante, sirviendo para predecir el tratamiento más adecuado. Además, las plataformas genómicas nos permiten establecer, en muchas circunstancias, el tratamiento más idóneo, indicando si el tratamiento adyuvante debe hacerse solo con hormonoterapia o debe incluir la quimioterapia.

 

En definitiva, el cáncer de mama es un ejemplo de cómo integrar las políticas de cribado, de diagnóstico y de tratamiento para poder conseguir resultados muy satisfactorios en la mayoría de los casos, y además sin menoscabo de la calidad de vida. A pesar de todo ello, se hace necesario continuar estas vías de progreso para mejorar aún, si cabe, los resultados actuales, abordando temas que serán expuestos y discutidos en este foro científico llevado a cabo conjuntamente por la Fundación Tejerina y la Real Academia Nacional de Medicina.

Luis Luna
Periodista. Especialista en comunicación, gabinetes de prensa y redes sociales. Colaborador del blog de Fernando Bandrés